La Reforma Fiscal | Frente Cívico León

Los compañeros y compañeras de León han realizado un completísimo trabajo sobre la Reforma Fiscal, lo incluimos dentro de la sección “materiales” para ayudarnos en el debate de la propuesta “Somos Mayoría”.

Tema central de la 4ª Asamblea: la reforma fiscal

La presente exposición se ha redactado partiendo de diversos artículos y gráficos disponibles en la red y especialmente de dos informes, uno de ellos en castellano publicado en noviembre de 2011 por el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda y otro en inglés confeccionado por los británicos Tax Justice Network (Red de Justicia Fiscal), grupo de investigadores y activistas similar a ATTAC.
Entre las cosas que nos dice el Gobierno para explicar el por qué de la situación económica actual y justificar los recortes están que “no hay dinero”, que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” o que “no se puede gastar lo que no se tiene”.
En estos gráficos, confeccionados por el equipo ATTAC de Valencia y la Asamblea de Logroño, con datos del Banco de España y el Fondo Monetario Internacional, podemos ver que más de la mitad de la deuda española se debe a las grandes empresas y los bancos, las deudas de las familias rondan el 20% y un porcentaje similar corresponde a la deuda pública. En el siguiente gráfico se muestra que la deuda pública comenzó a crecer a finales de 2007. Con el estallido de la burbuja inmobiliaria el Estado tuvo que aumentar los recursos destinados a las prestaciones por desempleo, se perdieron ingresos por las rebajas fiscales a las grandes fortunas, la menor aportación de empresas que disminuían su actividad o cerraban, el empobrecimiento de la población y, para rematar, los rescates bancarios.
No es cierto que no haya dinero. Las grandes empresas y grandes fortunas, con el conocimiento y la complicidad de éste y anteriores gobiernos, tienen a su alcance herramientas legales e ilegales para esquivar el cumplimiento del artículo 31.1 de la Constitución que dice: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”.
Fiscalidad progresiva 
El presidente francés, François Hollande, anunció a finales de septiembre una importante subida de impuestos a las rentas altas y grandes empresas de hasta el 75% para los ingresos superiores al millón de euros. En otros países europeos, incluido España, las tasas tributarias superiores rondan entre el 50% y el 55%. A muchas fortunas francesas les parece excesivo el plan de Hollande, pero las exenciones de Sarkozy tampoco les satisfacían. En agosto de 2011 publicaron un manifiesto en el que pedían al entonces presidente que instaurara una contribución excepcional para los más privilegiados.
Vamos a ver un par de videos que pertenecen al episodio de Salvados emitido a finales de octubre del año pasado titulado “Que paguen los ricos” que puede verse al completo en el sitio web de La Sexta. El primero es una entrevista a Tony Cruanyes, corresponsal de TV3 en París:

El siguiente es un fragmento de la entrevista a José María Castillejo, dueño del imperio Pocoyo:

Dos de las maneras legales de los súper ricos de contribuir menos a las arcas del Estado son las SICAV y las fundaciones. Una SICAV es una sociedad bursátil que exige para su formación de una inversión mínima de 2.4 millones de euros en conjunto y un mínimo de 100 accionistas. Fueron diseñadas como instrumento de inversión colectiva, aunque en la realidad la mayoría de ellas tienen un número muy reducido de inversores que aportan capital y el resto son simples figurantes. Los beneficios de las SICAV tributan al 1%. La ex-ministra de economía Elena Salgado cambió la legislación a finales de 2010 para que las reducciones de capital (*), hasta entonces exentas de impuestos, tributaran entre un 21% y un 27%. La principal ventaja es el pago diferido de los impuestos y el usufructo de aquellas posesiones que han sido compradas a modo de inversión pero que son utilizadas personalmente por los principales accionistas.

(*) Se considera reducción de capital la recuperación de una parte igual o inferior a la inversión inicial.

Para ilustrar esto vamos a ver un par de vídeos:

Fraude fiscal

El informe del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda dice: “Tenemos el pleno convencimiento de que resulta factible un incremento a corto y medio plazo de los ingresos fiscales en nuestro país, actuando preferentemente sobre el fraude fiscal y laboral, sin necesidad de subir los impuestos y exigir nuevos sacrificios a los ciudadanos.”

Los técnicos de Hacienda consideran que el mayor potencial recaudatorio se encuentra en la lucha contra el fraude. También consideran razonable la creación de un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades a aquellas empresas cuyos beneficios sean superiores al millón de euros anuales. Abogan por “reducir las diferencias entre el menor tipo efectivo de las grandes corporaciones y el mayor de las PYMEs”. Recomiendan la creación de un nuevo impuesto sobre la riqueza que corrija los defectos del actual Impuesto sobre el Patrimonio. Y advierten de la necesidad urgente de coordinar el control del gasto de las administraciones territoriales.

España es el tercer país con mayor fraude fiscal de la UE-15 y Hacienda dedica al 80% de su personal a perseguir las pequeñas irregularidades y los cobros en negro de autónomos, trabajadores y PYMEs, pese a que sabe que aprox. el 71% de la evasión fiscal la cometen las grandes empresas y grandes fortunas. La tolerancia por parte del Estado español con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos. En realidad, se estima que la cifra alcanza los 44.000 millones de euros. Por otra parte, España es el país que tiene menos inspectores de Hacienda en relación a la población tributaria, cinco veces menos que Francia y Alemania.

El vídeo que vamos a ver ahora pertenece también al episodio de Salvados que os mencioné antes:

Economía sumergida

La economía sumergida, es decir la que escapa al control de la Agencia Tributaria, es uno de los lastres de nuestra economía. Según el informe del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, se estima que en España supone entre el 20 y el 25% del PIB, mientras que en países como EEUU, Reino Unido, Francia o Japón no supera el 12%.

Dentro de la economía sumergida se desarrollan actividades ilegales, como el tráfico de drogas, alegales, como la prostitución, y actividades legales no declaradas, como los trabajos sin factura que practican algunos autónomos y pequeñas empresas, la doble contabilidad y la evasión de capital, practicada especialmente por las grandes fortunas.

Entre las disculpas que se dan para justificar algunas de estas prácticas están la percepción de que no se administran bien los impuestos y que los que más defraudan quedan impunes.

El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda concluye que en España existe un nivel de conciencia fiscal que es necesario mejorar. Es urgente ejercer un mejor y mayor control sobre las rentas de todos los contribuyentes potenciales, conocidos y ocultos.

Paraísos fiscales

Los paraisos fiscales son territorios en los que conviven dos sistemas fiscales diferentes, uno que se aplica a los cuidadanos y las empresas que ejercen su actividad en esos territorios y otro de tributación muy baja o nula que se aplica a los inversores extranjeros. Otras características de los paraísos fiscales son el secreto bancario, la ausencia de registros públicos con los datos de propietarios y accionistas de las empresas extranjeras que operan desde ellos, y la no suscripción a tratados internacionales para el intercambio de información fiscal.

Tanta opacidad dificulta conocer la cantidad aproximada de dinero que se mueve en estos lugares. La Tax Justice Network publicó en julio de este año un informe en el que se estima que habría entre 21 y 32 billones de dólares fluyendo a nivel internacional fuera del control de las agencias tributarias y advierte que estas cifras no incluyen las propiedades inmobiliarias y otros activos propiedad de sociedades registradas en los refugios fiscales. El FMI calcula que una cuarta parte de la riqueza del mundo está depositada en estos lugares.

¿Quienes utilizan los paraísos fiscales? Los bancos, las grandes empresas y las grandes fortunas. Tradicionalmente, los bancos han tenido un rol crucial como intermediarios financieros. El dinero que se depositaba en ellos era prestado a empresas que lo necesitaban para llevar a cabo su actividad. Hoy esa función ha perdido importancia, y los bancos destinan ese dinero no tanto a prestarlo a las empresas sino a invertir en los mercados financieros. Por la importancia que tienen los bancos en nuestra economía, suelen estar sometidos a supervisión estatal. Los paraísos fiscales funcionan en este caso como válvulas de escape. Los bancos pueden crear en ellos sucursales, filiales o incluso otras entidades independientes para evitar estas regulaciones.

Las empresas multinacionales también utilizan los paraísos fiscales. Fragmentan sus actividades buscando maximizar sus beneficios. Pueden tener sus oficinas administrativas en un país, sus fábricas en otro, sus servicios de teleasistencia en otro y su sede en algún paraíso fiscal. Se trata de minimizar costes en cada campo, allí donde la mano de obra es más barata, los impuestos más bajos o los requisitos legales sean menores.

Por último, debido a la reducción de impuestos generalizada en el mundo desde los años setenta y, entre otras cosas, también a la existencia de los paraísos fiscales los súper ricos han visto incrementadas sus fortunas de forma espectacular en los últimos decenios. A través de diversos mecanismos las grandes fortunas pueden esquivar las regulaciones fiscales de sus propios países e incluso las leyes sobre herencia y sucesiones. La Banca Privada asesora a estas grandes fortunas creando unos complejos entramados de empresas y entidades que ocultan la propiedad de las mismas, evitando así las posibles inspecciones fiscales.

Artículos consultados para elaborar esta presentación:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s